CONSULTORIO: (33) 3813 1685 y 86

 

DISTENSIÓN ABDOMINAL

DISTENSIÓN ABDOMINAL

Muy frecuentemente escuchamos hablar de este término, ya sea dentro de la misma familia o en reuniones sociales. Otros términos que se suelen utilizar en nuestro medio para referirse a este mismo malestar son: llenura, gas, hinchazón, pesadez, entamboramiento, sensación de estar embarazada, borborigmo, dispepsia, solo por mencionar algunos.

Existen dos tipos de distensión abdominal:

  • La que el paciente percibe, pero que no es evidente a la hora de la exploración física
  • La sensación del paciente si coincide con la exploración del médico.

Estudios arrojan cifras muy diferentes en relación a la prevalencia de ambas, sin embargo, suele presentar un mayor porcentaje la primera.

El síntoma  principal de este padecimiento es la sensación del paciente de sentirse con el abdomen “inflado” o referirse que no logra cerrarse los pantalones o la falda que un día antes o momentos del día previos, si sucedía. Puede ir acompañada de diferentes síntomas colaterales como: dolor abdominal, náusea, disminución del apetito, flatulencias, estreñimiento o inclusive diarrea, dolor de cabeza. También puede ser que la propia distención sea el síntoma acompañante de otra enfermedad.

Las causas de dicho padecimiento son muy variables y los mecanismos fisiológicos no se conocen a ciencia cierta, se han atribuido varios factores como: la intolerancia al gas producido normalmente, retardo en el tránsito intestinal, intolerancia y malabsorción de carbohidratos, retención de líquidos, alteraciones psicológicas como estados de depresión y ansiedad, presencia de bacterias productoras de metano, combinaciones de alimentos que producen mayor cantidad de gas, posturas corporales, falta de actividad física, entre otras.

Así como existen múltiples causas, también existen diferentes opciones para el tratamiento de este padecimiento, lo importante es diagnosticar acertada y objetivamente el mismo y así evitar pasar por alto alguna patología o enfermedad que esté asociada. Recuerde que la distensión abdominal puede ser un síntoma acompañante de padecimientos más serios, que ameritan atención específica.

Si presenta alguno de estos síntomas, es importante acercarse con el médico especialista para que indique tratamiento adecuado a su caso.

 

Dr. Vicente Ortiz García
Cirugía General, Laparoscopía y Obesidad
Ced. Prof.  1576990 Ced. Esp.  3166920
Tel. Consultorio  (33) 12 04 56 56